Letras de sevillanas populares, corraleras, rocieras...

Las cosas del ganado

Intérprete: Los Romeros de la Puebla


Los toros de la corría, claman pidiendo venganza

Claman pidiendo venganza
Los toros de la corría
Claman pidiendo venganza
No quieren perder la vida
En la arena de la plaza

En la arena de la plaza
Y se inventan unas leyes
Que no saben los vaqueros
Pero los espulga bueyes
Se lo cuentan al sendero

Se lo cuentan al sendero
La marisma chismorrea
A la espina del vallao
Y todo el campo se entera
De las cosas del ganao


La luna se fue a dormir, detrás de los eneales

Detrás de los eneales
La luna se fue a dormir
Detrás de lo eneales
El sol empezó a salir
Para dorar los trigales

Para dorar los trigales
Una tormenta enlutada
Puso un sombrajo en el cielo
Asombrando a la manada
Que descansaba en el suelo

Que descansaba en el suelo
Un rayo mató a una cierva
Que dormía con su cría
Y a lo menos cinco leguas
Las vacas fueron huidas


Cuando llegan las calores, llega el sueño del potrico

Llega el sueño del potrico
Cuando llegan las calores
Llega el sueño del potrico
Y se tiende entre las flores
Donde zumban los mosquitos

Donde zumban los mosquitos
La yegua lo vela vela
Y a los tabarros espanta
Volando la canastera
Mientras la chicharra canta

Mientras la chicharra canta
Un toro negro zaíno
Ha cruzado la chumbera
Se hizo el amo del camino
Señor de la carretera


En mayo está la marisma, toda florida y hermosa

Toda florida y hermosa
En mayo esta la marisma
Toda florida y hermosa
La amapola no es la misma
Y huelen mejor las rosas

Y huelen mejor las rosas
La novilla juguetea
Empezando sus amores
Un par de ellos revurdean
Mientras suspiran las flores

Mientras suspiran las flores
A donde vas jardinero
Pregunta la gitanilla
Yo quiero ser el primero
En contárselo a Sevilla

2 Comments:

charrancito dijo...

Un millón de gracias, Andrés.
Tu blog es el fruto de una encomiable labor de documentación de nuestro patrimonio popular sevillano.

No dejes nunca este proyecto, amigo Andrés.

Un muy furte abrazo.

Andrés Trevilla dijo...

Gracias a ti por los ánimos charrancito. Un abrazo!